miércoles, 21 de junio de 2017

Mamá trabaja. Opciones para un emprendimiento o trabajar desde casa. (Parte 1)

El cambiar de país, emigrar,  al igual que la maternidad nos revuelve la vida; y si se suman ambos factores, puede resultar en situaciones caóticas si no se establecen planes y estrategias para manejar lo que se presente.

Muchas mamis lidiamos con el tema de volver al trabajo, reincorporarnos luego de ser mamás, o enfrentamos la necesidad de trabajar, digamos que de producir económicamente, al llegar a un nuevo país.

Se generan sentimientos de culpa por dejar a los bebés y/o niños al cuidado de otros o enviarlos a guarderías. Surgen muchísimas interrogantes: ¿Cómo haré cuando se enferme? ¿Cómo hago coincidir los horarios de entrada y salida? ¿Cómo encontrar uno que me guste, que esté cerca del trabajo o casa y que pueda pagar? ¿Cómo manejo los feriados y las vacaciones escolares?  La disponibilidad de cupos es otro factor. Además de la culpa (muy presente en la maternidad), nos invaden sentimientos de angustia, un montón de dudas, y hasta aqueja la tristeza de, en la mayoría de los casos, no contar con el círculo familiar que sirve de tribu y apoyo para esos momentos.

Y empezamos a evaluar opciones: ¿Puedo tener horario flexible? ¿Qué puedo hacer desde casa? ¿En cuál área puedo ser productiva sin tener que cumplir horario fuera de casa? ¿Qué opciones tengo en un nuevo país donde estoy apenas conociendo? ¿Cómo iniciar un emprendimiento?


En la actualidad, como mujeres profesionales, hay opciones y no solamente es pensar, que por criar a los niños será el fin de nuestra carrera profesional, a menos que deliberadamente así lo decidas de manera definitiva o temporal.

También pasa que en el caso de llegar a un nuevo país, hay quienes deciden tornarse un tiempo para conocer, estabilizarse, ambientarse y procurarse lo necesario para la adaptación familiar.

Para quienes decidieron realizar el trabajo más importante del mundo: criar a la próxima generación de adultos capaces y responsables, y que ahora que los niños son más grandes, quienes por tema económico han decidido retomar su vida laboral o ya se consideran encaminados en el nuevo lugar de residencia, la búsqueda de empleo puede parecer una tarea desalentadora.

Acá dejamos algunos tips que te darán un poco de orientación al comenzar tu viaje de regreso al trabajo:

1. Realizar una autoevaluación: Preguntarse "¿Por qué quiero volver a trabajar?" Ya sea que hayas estado fuera por 2 años o 10, debes pensar cuidadosamente en lo que quieres que sea de tu próximo trabajo, o posible carrera. ¿Vas a volver a trabajar por el dinero? ¿Estar en presencia de otros adultos? ¿Por qué quieres encontrar más significado en tu vida? Tus razones para trabajar en esta etapa de tu vida pueden no ser las mismas que te impulsaron en tus años pre-bebé.
Según Karen Steele, entrenadora de carreras y creadora de The Passion Shift, "Cuando te conviertes en mamá, experimentas un cambio en tus prioridades y valores. Muchas mujeres no quieren volver al trabajo de alta potencia y alto estrés que tenían antes de los niños"
Tus prioridades cambiantes pueden necesitar seguir una carrera menos tradicional - o una ruta completamente nueva. Con la experiencia y los niños bajo tu cinturón, puedes considerar más la flexibilidad y el equilibrio entre trabajo y vida que un cheque de pago grande. Tómate el tiempo para averiguar lo que más te importaría en tu próximo trabajo. No te precipites en este paso. Tú puedes hacer esto por tu cuenta, o con la ayuda de un consejero de carrera o mentor.

2. Explora tus intereses profesionales: ¿Qué quieres hacer? De acuerdo con Gwenn Rosener, Fundador de FlexProfessionals, "Tu tiempo en casa con los niños es un buen momento para dedicarte a diferentes intereses y posibles caminos profesionales". Puedes hacerlo voluntariamente en campos que te interesan. Por ejemplo, si estás pensando en consejería / psicología, pasante en una organización sin fines de lucro. Si quieres ser escritora, comienza un blog.
 Ir a tomar un café con amigos y conocidos que trabajan en campos que suenan interesantes para ti y preguntarles: ¿Cómo empezaron? ¿Qué les gusta y no les gusta de sus trabajos? ¿Qué habilidades necesitan para realizar su trabajo? Si deseas volver a tu profesión de pre-hijo, busca oportunidades de voluntariado que pueden sumar a tu currículum. Si deseas volver a la comercialización hacer algún trabajo de recaudación de fondos.

3.Mantente en contacto:  Regresar al trabajo a menudo significa llamar a antiguos compañeros de trabajo, así que haz lo mejor para mantenerte en contacto con ellos durante tu tiempo libre. Hoy en día es más fácil que nunca conectarse gracias a redes sociales como LinkedIn y Facebook. Pero asegúrate de salir de la casa y conocer personas en persona. Sentarte detrás de una computadora no es igual a "networking".
Stacey Delo, fundadora de maybrooks.com, una comunidad en línea para madres que trabajan, sugiere que "prepares cafés y almuerzos informales con antiguos compañeros de trabajo para hacerles saber que vas a volver al mercado". Puede que tengan un trabajo que ofrecerte, pueden saber de otras personas con las que se puede hablar. Nunca dejes una reunión sin obtener los nombres de algunas otras personas que puedas contactar.

4.Actualiza tus habilidades: ¿Qué tan familiarizado estás con la última versión de MS Word y Excel? ¿Qué pasa con las herramientas de medios sociales? Probablemente tus hijos sean más expertos en tecnología que tú. Ahora es el momento de retocar tus habilidades con la computadora.
Stacey Delo recomienda leer sobre las descripciones de trabajo para averiguar qué habilidades se requieren para los trabajos en los que estás interesada ¡Entonces a aprender estas habilidades! Puedes encontrar clases - a menudo de forma gratuita o a un costo mínimo - en las bibliotecas locales, colegios comunitarios, e incluso en línea. Querrás crear o actualizar tus perfiles LinkedIn y Facebook, así como tu sitio web si tienes uno.

Para las mujeres, madres o no, involucradas con el área tecnológica pueden ser parte de la plataforma #SheWorks (wheresheworks.com), tal como indican en su página y en su perfil de Linkedin. Se trata del #talento e #inclusión de las #mujeres en la fuerza laboral de forma tal que funcione para ellas y para las empresas que las contratan. Aprovechando la demanda en el área, la tecnología de la nube, aprendizaje por computadora y el análisis de data crearon un nuevo paradigma el cual ofrece a las compañías un acceso eficiente a mujeres con mucho talento convergiendo en una plataforma donde se podrá contratar, monitorear, administrar, colaborar, estimar y pagar contratos remotos de forma transparente.

Los perfiles generales que se manejan en la plataforma son: #GraphicDesign and #Multimedia, #Writing and #Translation, #SocialMedia and #OnlineMarketing, #WebDesign and #Programming y dentro de cada perfil general encontrarán otros más específicos.
Apoyando el #EmpoderamientoDeLasMujeres a través del #EmpleosRemotos alrededor del mundo



Si decides no regresar a tu empleo profesional con cumplimiento de jornada y quieres emprender en una actividad diferente, debes de evaluar tus talentos, conocimientos y habilidades, bien sea artísticas (musicales, artesanales, etc.), algún pasatiempo que te apasione y sobre el cual conozcas tanto que puedas enseñar a otros o algo que te destaque.

Realizar una auto evaluación objetiva nos puede iluminar las ideas y señalarnos el camino a seguir o el concepto por donde podemos emprender. Recordar sobre lo cotidiano que nos hace recibir halagos: una linda presentación de las mesas, un ejemplar orden en la ropa, lo bonito que salen los arreglos florales, lo lindo que nos quedan las mesas de los cumples y hasta la facilidad que tenemos para variar las comidas, puede desencadenar el mas productivo de los emprendimientos.

Por ejemplo: Si te apasiona la lectura, tienes un extenso vocabulario y te gusta escribir, puedes desarrollar contenido para otros sobre temas específicos, realizar transcripciones, hacer resúmenes y análisis. Si dominas otro idioma, puedes hacer traducciones o directamente escribir historias o empezar un blog.  Generar ebook, publicar en revistas y desarrollarte en esa área.

Por muy descabellado que parezca, no todos tienen los mismos talentos y enseñar a otros en lo que resaltamos, puede funcionar. Como ordenar, cómo limpiar, como se optimiza un presupuesto, como se organiza un menú semanal, a llevar una agenda en orden o realizar limpiezas profundas de espacios. Otras ideas serían: llevar agendas personales, realizar pagos y diligencias a terceros, son algunos ejemplos que van un poco más allá del comercio de postres, comidas o enseñar a prepararlos.

!Quizá tu talento consiste en juntar talento! Me explico: las celebraciones de cumpleaños, cenas, fiestas especiales, son momentos cuando te emociona realizar ser de anfitriona, realizar una decoración personalizada en cada espacio y tomar en cuenta hasta el mas mínimo detalle. A pesar de no saber hacer ni una salchicha hervida tus celebraciones son hermosas y todos quedan complacidos.  ¿No has pensado que tu talento consiste en juntar a gente talentosa y hacer celebraciones brillantes?

Ubícate en tu entorno, visualiza tus habilidades, conocimientos y seguro encontrarás la manera de destacarte en tu medio. Una vez que decidas que puedes hacer, debes de realizar una preparación básica para empezar tu emprendimiento personal. Para estructurar tu idea de negocio existen infinidad de herramientas que fácilmente encuentras en la web.

Recuerda que un factor importante, bien sea que decidas retomar tu actividad profesional con jornada de trabajo, realizar trabajo desde casa o empezar un emprendimiento, es el crear y establecer redes.

En una próxima entrega, continuaremos desarrollando este tema. Presentaremos valiosos recursos, información básica de manejo de RRSS, algunos tips de marketing, que sin dudarlo, serán será de mucho provecho.

Brendys Mago @techmoms / @maminmigrante

3 comentarios:

  1. Magnífico post, chicas. Inspirador :)

    ResponderEliminar
  2. Muy claro el post, estoy trabajando en mi emprendimiento de accesorios de bisutería. Gracias.

    ResponderEliminar