miércoles, 8 de noviembre de 2017

Vivir en provincia de Buenos Aires. Otro estilo de vida



Usualmente quien emigra en Latinoamérica  busca como destino inmediato la capital del país. Las referencias apuntan a lugares con más población, más conocidos por sus atractivos turísticos o dónde ya conocemos a alguien que se ha instalado.  No es diferente a los venezolanos que escogen Argentina como país para vivir. La gran mayoría se ubica en Buenos Aires.

En los foros se repite con mucha frecuencia la pregunta ¿Por qué Buenos Aires y no en Provincia? ¿La vida de provincia es más barata? ¿Hay empleo en provincia?

Antes de tomar una decisión tan importante vale la pena siempre considerar todas las posibilidades. Saber que hay mucho más. Tener alternativas y más información reduce las posibilidades de tomar decisiones equivocadas, así que nunca está demás dar un ojo al mapa y revisar más allá de lo que damos por sentado. Y si bien insistimos, una y otra vez, que cada experiencia es personal, hay sin duda, relatos que nos pintan un panorama y nos ayudan a ampliar nuestra visión.


Queremos compartir la experiencia de algunas madres inmigrantes que por distintas razones han seleccionado la provincia de Buenos Aires para hacer una nueva vida.

Vanessa



Vanessa, madre de  una nena de 6 años y un bebé menor de 3 años, psicóloga y poco más de dos años como inmigrante vive en zona norte a 35 Km de capital.

“Nos plateamos emigrar porque ya no sentíamos que podíamos lidiar con el sistema país, más allá que tenías vivienda y carro propio y un trabajo estable. Buscamos varias opciones y se nos presentó la oportunidad de emigrar por medio del trabajo de mi esposo. Él viajó  dos meses antes que nosotros para adaptarse a su nuevo trabajo, buscar vivienda y colegio  para nuestra hija”.

Una razón válida para escoger determinado lugar viene dado por la cercanía al empleo. El esposo de Vanessa trabaja entre San Isidro y Pilar, así que un punto medio sería la solución; “cerca de una vía principal que nos permitiera tener acceso al transporte público y a la Panamericana (autopista principal que atraviesa Gran Buenos Aires)”

“El 24 de julio llegamos a una casa vacía y helada, con mis hijos  y dos perras”  “Al inicio conocíamos solo las rutas básicas, es decir el colegio y el supermercado, y preguntando empezamos a entender cómo funcionaba el transporte público.” Recuerda Vanessa de sus primeros días como inmigrante.

¿Cómo consideras la educación?
Hay  una diversidad que depende del enfoque pedagógico que le quieras ofrecer a tu hijo y cuánto estas dispuesto a pagar. En mi experiencia personal, en el primer colegio que estuvo mi hija ella no se adaptó y yo no me lograba encajar tampoco, luego la colocamos en otro colegio en donde estaban amigas para que ella pudiera adaptarse, más económicamente era muy costo para nosotros, pero nos dio la posibilidad de buscar con tiempo el colegio e investigar la zona para encontrar una institución que está dentro de nuestro presupuesto económico y donde educativamente me siento satisfecha.

¿Qué te gusta más de vivir en provincia?
Tienes  más metros cuadrados y más tranquilidad, lo que me costó fue adaptar a la vista, cosas que daba por sentadas en Venezuela, como el asfaltado y las aceras. Que mis hijos puedan manejar bicicleta tranquilos en  la calle, irde casa en casa de vecinos sin tener que angustiarme, que pueda respirar aire limpio  y tenga espacio para mí  vale cada peso y cada kilómetro.

Gastos referenciales en pesos
  • Alquiler 15000 $
  • Expensas 6000 $
  • Servicios cable gas  y luz 2000 $
  • Colegio de 8am a 15:30 hr  4500 $
  • Transporte escolar 1000 $
  • Mercado 6000 $


Melissa



Melissa es docente y su esposo Ingeniero químico, ambos vivían en Venezuela en su propia casa y tenían trabajo, pero la situación social y  la escasez de alimentos eran su preocupación diaria; sobre todo por sus dos hijos. Salir del país fue la decisión concertada. “Mi esposo se vino 6 meses antes que nosotros, sabíamos que tendría muchas posibilidades de estabilizarse más rápido. Gracias a Dios no nos equivocamos” comenta Melissa. Y así fue; consiguió empleo en su profesión y la empresa colaboró en la instalación de la familia. “Conseguimos la casa que sería nuestro hogar, en un barrio privado, distribuida por 2 cuartos, 2 baños, sala, cocina, comedor, jardines hermosos, patio y piscina. El barrio tiene canchas de fútbol, parque y plazas para jugar”.

¿Cómo fue la adaptación?
“Para  los niños fue muy sencilla, tienen un lugar muy agradable para jugar. Nuestro hijo mayor, de  11 años,  puede jugar y andar bici en la calle sin preocupación. Nuestra adaptación  va día a día pero verlos a ellos felices lo hace más sencillo”.

¿Qué ha sido lo más difícil hasta ahora?
“Estar lejos de nuestras familias, los niños extrañan mucho a su abue y a su tío, jugar con  sus primos. Los cumpleaños sólo por video llamadas y sólo besos a la distancia. Extraño hasta los olores de Venezuela, abrazar a mi mamá y a mi hermano”.
“Pero saber nuestro propósito de darle calidad de vida, cantidad y calidad en el tiempo familiar alivia”.

¿Qué te gusta de vivir en provincia?
“La oportunidad de disfrutar los fines de semana relajados; nos lanzamos en la pile cuando no hace frío, vamos al parque, a la plaza, a comer helados en el centro“.

Gastos referenciales en pesos
  • Alquiler  15000 $
  • Expensas 2500 $
  • Electricidad  1000 $
  • Gas  900 $
  • Internet, televisión y teléfono 1080 $
  • Agua 300 $
  • Mercado 5000 $


Magdalena



Magdalena es profesora de educación especial y su esposo abogado penalista. En Venezuela ambos tenían trabajo, casa y vehículo. Como madre de 3 hijos tomar la decisión de emigrar pasó por una preocupación permanente de bienestar. “Teníamos un bebé de 1 año y se nos dificultaba lo esencial como pañales medicinas y alimentación. También en aquel momento mis suegros, por un plan personal emigraron a Medellín,  y ellos eran un apoyo fundamental para nosotros”.

“Mi esposo vino primero en busca de trabajo y de un lugar dónde vivir.  Consiguió empleo en Vicente López, provincia de Buenos Aires,  así que luego del empleo llegó el departamento que sería nuestro primer hogar”.  La decisión de provincia estuvo dada por circunstancia laborales pero Magdalena comenta que siempre que buscó información desde Venezuela se imaginaba era Buenos Aires.

¿Qué consideras ha sido lo más difícil hasta ahora?
“Una vez viviendo en  Argentina me resultó difícil  acceder a la salud; me sentía abrumada porque  vienes de tener seguros y acceso a clínicas o salud pública sin mucha formalidad y como mi esposo trabaja en negro no tenía obra social. Sentí que eso dificultaba más el proceso”.

“También  antes de venir me postule en diversos portales de búsqueda laboral en mi área y apenas llegue tuve muchas entrevistas pero en todas me decían que debía revalidar mi título. Eso me frustró. Luego emprendí búsqueda en otras áreas  en las  que consideraba  tenia talento”.

Hoy Magdalena trabaja como auxiliar contable en un Concesionario de Autos cerca de su casa en provincia de San Isidro. Sin embargo, hay algo que considera sigue siendo difícil, “Extraño a  mi hija mayor (se quedó en Venezuela) y  que mis hijos crezcan al lado de la familia tal como lo hicimos nosotros rodeado de hermanos primos amigos y afectos”.

¿Qué te gusta de vivir en provincia?
“Los costos de comida son más bajos que en capital e  igual tienes grandes supermercados y sus promociones. Sin embargo, creo que los servicios son básicamente los mismos en cuanto a alquiler de vivienda, impuestos, telefonía, luz, agua entre otros pero hay más probabilidades de vivir en casa que en departamentos y eso te brinda la libertad de que los niños tengan espacios. Además tienes parques, teatros, shopping  y atracciones públicas  para grandes y chicos. Y por si fuese poco, solamente a 45 minutos de capital si quieres ir”.
“Ha sido realmente maravilloso vivir en Provincia, lo volvería hacer y lo recomendaría a otros”, destaca Magdalena.

Gastos referenciales en peso
Alquiler 9500 $
Electricidad y gas 1000 $
Internet, televisión y teléfono 1800 $
Jardín de Infancia (media jornada) 2500 $
Comida mensual 6000 $






La responsabilidad de las opiniones expresadas en los artículos y colaboraciones firmados incumbe
exclusivamente a sus autores. El contenido es para ser usado por @maminmigrante gracias al
consentimiento de los autores.

2 comentarios:

  1. Solo entrevistaron a personas que viven en Zona Norte, deben expandir el GBA, Ya que en Zona Oeste y Zona Sur hay zonas muy lindas y más económicas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches. Puedes recomendarme con nombres algunas de esas zonas a las que te refieres. gracias, de antemano

      Eliminar